17 de noviembre de 2010

Risa y pico

Si alguna vez cambiás de opinión
y te animás a sonreír
a sonreírme
a entender que el tiempo vuela
como vuela el cóndor
como vuela el águila
y como vuela el picaflor
que no se detiene
que por eso tenés que sonreír
y dejar que te sonría
y cantar como un mirlo
como un ruiseñor
así de cursi
sí, para mí

4 comentarios:

  1. Que bonito!!jejeje. Q importante es sonreir, y tu arrancas al menos una sonrisa con este poema. Beso!

    ResponderEliminar
  2. Escuché los murmullos, como pedro páramo en Comala, y qué lindos murmullos. Valió la pena.

    ResponderEliminar
  3. Sonreír, aunque sea cursi, es lo mejor del mundo (: Seguro que la misma sensación de felicidad que sienten esas aves cuando vuelan.

    ¡Un besito!

    ResponderEliminar