18 de julio de 2011

Ventanas



A veces me da miedo la ventana. Allí, con las cortinas corridas, permanece como un pasadizo sellado, como un camino hacia otro universo, oculto a los ojos de la gente. Puedo imaginar que detrás de las cortinas hay todo un mundo, un lugar increíble donde cosas impensables suceden. Imagino que mi casa viajó a otra dimensión donde el cielo es lila y las flores cantan, y no hay nada que pueda hacerme daño. Pero entonces mamá abre las cortinas y tan sólo puedo ver el cielo gris, la pared plomiza de un edificio, y las gotas de lluvia contra el cristal. Me da miedo pensar que ese es el mundo real, y no el otro. Me da miedo mirar por la ventana y resignarme a ese ese universo de calles grises y rotas, como quienes las transitan.

5 comentarios:

  1. Entonces no le tenes miedo a la ventana, le tenes miedo al mundo detras de ella...

    ResponderEliminar
  2. pero las ventanas también tienen cosas hermosas. El cuadro que más me gusta es Muchacha en la Ventana, de Dalí... y es como justamente lo otro, no? La vida desde la otra perspectiva.

    ResponderEliminar
  3. Te robo un pedacito para una cosa, ta?

    ResponderEliminar
  4. va, original el relato como la dueña que lo ha escrito. Te cuento un secreto, a mí me paso algo similar pero con los espejos x)

    muaaccc linda!

    ResponderEliminar