20 de mayo de 2012

No hay luz

Parpadeo, fuera de foco
sonrisas con gusto a poco
desaparecen y caen los hilos
se desvanece y sigo, sigo

Y sin embargo, no hay luz
ni palabras que inviten a crear
ni manos que acaricien
ni alguien que escuche cuando alzo la voz

Huyamos de metáforas absurdas
de ojos de cielo y luz de luna
corramos hacia la frontera
que divide nuestros sueños del miedo

Y elijamos el miedo, sólo por caer
y deleitarnos con la caída
y saborear el dolor
y regodearnos en el impacto final

Porque allí no hay luz
ni palabras, ni nada que crear
ni manos, ni caricias
ni motivos para alzar la voz



increíble lo que una puede hacer a las cuatro y media de la mañana...