2 de junio de 2013

Alturas

Concurso Nacional de Fotografía, Narrativa y Pintura (Italcred)

NARRATIVA. 2da. Mención.
Sofía Aguerre Castelli





Silencio. La calle está desierta y pálida, casi apretando los labios del frío. Por ahí se asoma ella caminando. Primero se sienten sus pasos, rítmicos, lentos. Aparece doblando la esquina. Tiene las manos en los bolsillos y la cara tapada por una gruesa bufanda. Odia el invierno. Odia el frío. Odia las bufandas y odia tener una rodeando su cuello.
Atraviesa la plaza solitaria. A esa hora todavía no hay nadie. Solía jugar, ella, en esa plaza. Trepar los toboganes del lado que no corresponde, llenarse de arena y volar en hamaca.
No hay nadie.
Mira hacia un lado, luego hacia el otro. Se fija la hora en el reloj. Va a llegar tarde.
Suspira.
Se gira y camina hacia los juegos. Lamenta haberse puesto esas botas, pero no piensa quitárselas. Entra en el arenero y pone un pie en la madera gastada del tobogán. Se sujeta de los fierros y se pregunta cuándo se volvió tan adulta como para preocuparse por el óxido. Poco a poco, cada vez más divertida, sube. Resbala un par de veces, pero ríe y vuelve a intentarlo.
Finalmente llega a la cima. Feliz, contempla el mundo desde la pequeña altura como si hubiese escalado el Everest. Se pregunta si el mundo se habrá achicado o si es ella que dejó que se encogiera.
Suspira, se sienta y se deja caer por el tobogán. Un placer más efímero de lo que le hubiera gustado. Se levanta, se limpia la arena y decide, con tristeza, que es hora de volver al trabajo. Igual iba a llegar tarde, qué importa.
Pensar en el trabajo le devuelve el frío. La llena de invierno.
Cuando llega a la vereda, nota que desde una ventana alguien la está mirando. Una niña, tendrá cuatro o cinco años, y ríe . Se siente descubierta, pero entonces nota que en la ventana no hay nadie.
Sólo está ella.
Ella, una niña.

11 comentarios:

  1. Me encantó!

    Aparte soy re niña muchas veces, entonces, me sentí identificada.

    Genia, como siempre!

    ResponderEliminar
  2. Qué lindo, Sofi.
    Realmente.
    No pude no pensar en esta imagen: http://29.media.tumblr.com/tumblr_ldfehfHCYP1qzg42qo1_500.jpg

    Abracito.

    ResponderEliminar
  3. Creo que siempre que me subo al tobogán con bebe lo hago para tirarme yo, lo de que él vaya sobre mis piernas solo lo hace mucho más divertido ;)
    besotes!!!

    ResponderEliminar
  4. "Se pregunta si el mundo se habrá achicado o si es ella que dejó que se encogiera."

    Es una buena pregunta! Muy bueno sof!!! te quiero

    ResponderEliminar
  5. Me encanta cunado me siento identificada con cosas que leo.
    Hace unos días me pasó algo un poco raro.
    Voy a la casa del artista casi todos los días de mi vida desde hace 9 meses, y los días que no puedo quedarme a dormir allá, me acompaña hasta la estación de tren que queda a unos 30 minutos caminando. También hay otra estación que queda a 5, pero nos gusta caminar de noche sobre todo cuando hace frío, los dos somos personas de invierno, y así además, tengo menos recorrido sola en el tren..
    En 9 meses, ya son incontables las noches en que recorrimos ese camino, pero recién hace una semana, yéndonos durante el día, descubrimos que justo a la mitad, había un parque. Entré corriendo feliz, como si tuviera 5 años, y con la ansiedad que me caracteriza, en cinco minutos ya había recorrido todos los jueguitos, mientras en cambio el artista, seguía sentado disfrutando de la hamaca, primer juego al que nos habíamos acercado.
    Las cuatro noches siguientes, también fuimos a nuestro parque, aunque después de jugar un rato, volvíamos juntos a recorrer la primera mitad del camino, esta vez hacia atrás.

    ResponderEliminar
  6. excelente texto.
    para sacarse el sombrero...
    saludos
    f

    ResponderEliminar
  7. yo cada vez que veo las hamacas veo reflejada mi niñez, y ese sentimiento que describiste de que el mundo se achicó, o yo lo dejé achicarse... Te quiero mucho y me encantó este texto =)

    ResponderEliminar
  8. ah no sé, yo sigo yendo a las hamacas con una amiga jajaj
    Me gustó mucho!! La forma de escribir (como siempre genial), la escena en sí, eso de que cuando sube al tobogán se siente en la cima del mundo, lo de que después ve como que una nena la mira y a su vez se da cuenta que es ella.
    Ta, me gusto mucho
    Quiero que sigas escribiendo u.u
    jaja besotee!!

    ResponderEliminar
  9. Cuando escribía esto, pensé en esta plaza todo el tiempo: http://bimg2.mlstatic.com/s_MLU_v_F_f_30817953_2515.jpg
    Es la plaza Viejo Pancho y no tiene nada que ver con la que describí, ni iba a ella de chica, pero por algún motivo pensé en ella. Nada más.
    Gracias a todos por leer! :D

    ResponderEliminar
  10. Gran relato topi, muy bonito. Sigues escribiendo tan bien, admiro como describes el paisaje, los sentimientos, y la protagonista.
    Me ha gustado mucho, voy a seguir leyendo :)
    un besazo

    ResponderEliminar
  11. Sofieee que relato más bonito!! Es precioso!
    Por cierto, tiene un premio en mi blog! http://inmagisbert.blogspot.com.es/2013/06/me-han-nominado-al-premio.html
    Besazossss wapaa

    ResponderEliminar